El Design Thinking y la capacidad de absorción

El Design Thinking y la capacidad de absorción

El trabajo en equipo, es indispensable para generar productos y servicios innovadores y transgresores. Dentro de las metodologías que ayudan a potenciar la creatividad en equipo existe una cuya popularidad ha ido aumentando en los últimos años y se conoce como Design Thinking.

Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos.  Ray Kroc.

El nombre de esta metodología fue acuñado en la Universidad de Harvard por Tim Brown en el año 2008, pero aunque hasta ese año se le definió como tal, ya se venía utilizando desde hace mucho tiempo, pues ha sido la suma de las aportaciones de muchos profesionales adelantados a su tiempo. Dentro del Design Thinking, es indispensable formar equipos multidisciplinarios para que las soluciones sean más eficaces e integrales y esta idea de combinar profesiones que parecen no tener conexión entre sí, tiene que ver con el pensamiento divergente.

El pensamiento divergente es la capacidad de generar múltiples ideas o propuestas ante un problema o dificultad. Esta capacidad por lo regular la desarrollamos constantemente durante la etapa de la infancia. 

Recordemos cuando con una hoja de papel podíamos construir barcos y un universo entero que nos daba enormes posibilidades en la hora del juego, y así, con cualquier idea u objeto podíamos generar un abanico de posibilidades. Con el paso del tiempo la mayoría de las personas vamos perdiendo esta capacidad. 

Dentro del pensamiento divergente, existe un factor clave que es la capacidad de absorber todo lo que viene a nuestra mente sin emitir ningún juicio, es decir, así como lo hacíamos naturalmente cuando éramos niños, necesitamos dejar de un lado los prejuicios para que puedan realmente entrar ideas disruptivas que puedan ayudarnos a generar una solución original a un problema propuesto.

En el caso del diseño gráfico, que es una de las formas como aplicamos el Design Thinking y como dice el diseñador gráfico Salul Bass…. 

Es importante recalcar que si no desarrollamos primero la capacidad de absorción en lo cotidiano y a nivel personal, difícilmente podremos aplicarla a mayor escala o durante el trabajo en grupo, por eso el primer paso es hacer consciencia de qué tanto la practicamos y si no lo hacemos, hoy es tiempo de empezar. 

Hay un ejercicio muy sencillo que podemos practicar y que consiste en tomar un objeto cotidiano y tratar de sacar mínimo 30 usos diferentes para ese objeto, sin hacer ningún tipo de juicio y dejando que las ideas fluyan libremente. 

Este es solo un ejemplo muy simple de cómo podemos comenzar a trabajar nuestra capacidad de absorción, factor clave dentro de la metodología del Design Thinking y dentro del proceso creativo en general.

¿Te interesa conocer más de cómo el Design Thinking puede beneficiar la comunicación de tu marca y los procesos en tu empresa?

Rellena el quiz de 10 puntos y recibe GRATIS un Diagnóstico Digital con la estrategia que necesita tu negocio.

Violeta Larios

Violeta Larios

Graphic Designer.
Lic. en Diseño Integral, Maestría en Psicología de la Creatividad con 12 años en Diseño Gráfico y 8 años como tallerista en técnicas de creatividad e innovación, con especialización en Design Thinking aplicado a empresas.

¿Te ha gustado esta entrada? 

Compártela y déjanos un comentario aqui abajo.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

CONOCE NUESTRO BROCHURE

Entérate cómo ponemos tu marca a un clikk de tu mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *